La psoriasis palmoplantar

La psoriasis palmoplantar (en las manos y los pies) afecta a aproximadamente el 25% de las personas que padecen la enfermedad.

La psoriasis palmoplantar

Las típicas placas aparecen en la palma de las manos y en la planta de los pies, afectando normalmente ambas manos y pies, aunque en ciertos casos sólo alguna de estas áreas pueda verse afectada.

Signos de la psoriasis palmoplantar

La piel se vuelve mucho más gruesa (hiperqueratosis), a veces se agrieta o se enrojece y puede conducir a la formación de callos y durezas.

Por causa de estas características es bastante fácil confundirla con una micosis, un eczema o una infección: sólo un médico podrá dar un diagnóstico correcto.

El dolor y la inflamación ocasionado por las grietas puede molestar bastante al paciente.

Las placas que se forman pueden ser redondas u ovales, muy bien delimitadas y cubiertas de escamas brillantes y de color blanco. Dichas placas pueden ser individuales o confluyentes.

En ciertos casos, las placas son redondas e individuales, cubiertas de unas pústulas pequeñas, profundas y no infecciosas, que se desprenden de forma natural (pustulosis palmoplantar).

Inicialmente estas pústulas son transparentes, pero de a poco se vuelven blancas hasta que finalmente forman costras oscuras.

Calidad de vida y recomendaciones

La psoriasis palmoplantar puede afectar considerablemente la calidad de vida de quien la padece.

Las lesiones pueden limitar bastante la realización de tareas manuales. Incluso una tarea sencilla como lavar la vajilla o la ropa puede complicarse bastante, pues el detergente o jabón utilizado irrita las lesiones y puede impedir que se curen.

Lo ideal es evitar el contacto con los productos de limpieza en general: usa guantes lo suficientemente grandes y forrados de algodón para evitar la transpiración.

Evita lavarte las manos muy a menudo y no usa agua muy caliente, pues resecará tu piel.

Las heridas de los pies pueden resultar muy dolorosas, por lo que se recomienda usar calcetines gruesos y calzado abierto.

Ten cuidado con el sol

Otro cuidado a tener en cuenta es el relacionado al sol: la acción de los rayos solares no es beneficiosa, totalmente lo opuesto a lo que ocurre con otros tipos de psoriasis.

La psoriasis palmoplantar es una enfermedad que puede afectar sicológicamente a quien la padece, sobre todo en el verano y en momentos en que haya una mayor exposición.

Espero que te haya sido útil esta entrada sobre la psoriasis palmoplantar.

También te recomiendo que veas:

> Un método natural que me ayudó a eliminar la psoriasis.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Carlos Seller | Autor: Jorge | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 18 =